Categoría: Tips, 19 Julio, 2017

Consejos para no caer en una estafa informática

Consejos para no caer en una estafa informática

Internet nos permite que prácticamente todas las transacciones de nuestra vida se puedan hacer desde tu PC o celular, incluso buscar una casa para comprar o alquilar. Estas ventajas que nos brinda la tecnología, lamentablemente, también son aprovechadas por estafadores para cometer delitos. Por esa razón hoy compartimos contigo una serie de consejos para que estés siempre alerta y no caer en una estafa informática.

Dentro de los distintos tipos de delitos informáticos, es posible simplificar algunas características que se repiten:

Las 8 claves que delatan una estafa informática


Ya sea vía email, o por Whatsapp, cuando ya está avanzada una transacción o interacción que hasta el momento parecía confiable suelen aparecer aspectos sospechosos:

1) Ante el pedido de un número de teléfono fijo, el interlocutor nos da largas excusas o eluden el tema. Nunca revelan un teléfono donde poder contactarlo.

2) Los estafadores piden frecuentemente datos como el documento personal, número de cuenta y número de tarjeta de crédito. Reclaman datos claves como excusa para realizar transferencias de dinero o envíos

3) La credibilidad es importante y un estafador lo sabe. Es por eso que envían links a web falsas o documentación que parece real y fiable pero que no lo es.



4) El pedido injustificado de dinero es una constante que forma parte de la esencia de la estafa: impuestos, gastos de envío, tasas… Cualquier excusa sirve para pedir efectivo al destinatario, supuestamente para destrabar una transferencia de dinero o el envío de algún paquete que nunca llegará.

5) Quien te contacta suele estar en otro país o en un lugar poco accesible, y casi siempre usan remitentes desconocidos o sospechosos

6) Hay actitudes que disparan las alarmas, como por ejemplo que empiecen a escribirte mails desde otra dirección, o que el dinero que el estafador iba a mandar por una vía ahora anuncia que lo enviará por otra. Son cosas para nada frecuentes en una interacción convencional con personas y empresas serias. El objetivo de esto dentro de la estafa es el de alargar la conversación y tener más tiempo para convencer a su víctima o para conseguir más dinero.

7) Cuando la estafa se concreta, el estafador desaparece. Hay veces que aún después de enviarle dinero, si no detectaste el delito y seguís pensando que estás en un intercambio legítimo, el delincuente reinventa nuevos reclamos para conseguir más envíos hasta exprimir todo lo posible su nueva fuente de ingresos.

8) El estafador busca atrapar tu atención con algo atractivo, como prometerte el envío de un monto de dinero importante a cambio de un bien o servicio, generalmente afirma estar dispuesto a pagar cualquier precio. Obviamente este pago nunca se concreta y el que termina enviando dinero es el destinatario. 



Estafas informáticas: Siete casos más frecuentes


1) Asia o África son los continentes que más se usan para elegir un país donde supuestamente están los delincuentes, mientras que al mismo tiempo le suman a esa información una serie de documentos que buscan respaldar su credibilidad ante nuestros ojos. Envían copias de supuestos pasaportes, siempre muestran interés en alquilar una casa o apartamento y están dispuestos a hacerlo pagando sin restricciones de ningún tipo. Hasta que llega el momento en el que te reclaman dinero para pagar supuestos impuestos o timbres y poder girar así el dinero prometido. Ese efectivo no llega jamás a destino.

2) El caso de suplantar identidades es muy común también. Te llega un mail de un amigo o familiar real, pero de un remitente distinto al que usa frecuentemente. El correo habla de este amigo o familiar que viajó al exterior y fue víctima de un accidente o robo donde perdió todo el dinero y los documentos. Piden que gires una ayuda económica para pagar alguna multa mientras está retenido en Aduana, o para abonar el pasaje, o cualquier otra excusa de tipo esencial a la que sea difícil negarse.

Cuando avanza la comunicación, resulta que tu amigo o familiar en apuros no puede retirar el dinero que enviaste porque (recuerda) no tiene documentos. Por eso, debe ser enviado a nombre de alguien más, un desconocido, alguien que lo está ayudando… el estafador. Esta modalidad logra que además de obtener dinero, se queden con tus datos más importantes que luego utilizan para usurpar tu identidad y mandar nuevos mails, nuevas estafas.

3) Casas con muy bajos precios que nada tienen que ver con los del mercado aparecen en sitios gratuitos o de bajo costo, donde no aplican demasiado control sobre los anunciantes. Te piden que gires un porcentaje del costo total. Finalmente, la casa no existe, o no era de ese anunciante.

4) La estafa conocida como Phishing trata de alguien que se hace pasar por una persona de confianza o incluso un banco, para obtener datos muy importantes que competen a tu seguridad: tu contraseña de correo electrónico, información sobre tarjetas de crédito o tus cuentas de banco. Incluyen un formulario donde se supone debes completar la información faltante, y sin ningún problema tienden a usar imágenes reales de instituciones verdaderas. Incluso pueden afirmar que los datos pedidos servirán para protegerte de los estafadores...

Existe un muy buen artículo hecho por la empresa informática Panda, donde se habla con detenimiento sobre esta modalidad de delito informático.

5) Otra modalidad es la llamada Ukash, que en el colmo del atrevimiento te hacen llegar un mail que supuestamente envía la Policía, y la estafa consiste en que se te pide que gires dinero para pagar algún tipo de multa por mirar sitios web con contenido para adultos.  

6) También las estafas se esconden en el mercado laboral, te ofrecen un trabajo muy prometedor pero con la condición de invertir una pequeña suma para activar la posibilidad que te permitirá crecer. Otra opción elegida es desde el ámbito empresarial: te ofrecen un negocio en extremo prometedor para invertir, o un préstamo muy ventajoso que requiere un pequeño anticipo de pago.

7) Otra forma de engaño es la que apela a los premios o herencias. Te informan que tan solo con girar algún monto de dinero para gastos de envío o para trámites específicos, recibirás lo prometido. Incluye un teléfono falso que funciona perfectamente ya que en caso de llamar, es atendido por alguien que siempre va a tener credenciales respetables (abogado, escribano o miembro de alguna empresa o entidad) y te va a confirmar los datos brindados en el mail.



¿Dónde tengo que tener más cuidado?


  • ¿Te piden datos personales y contraseña? Alerta: Brindar datos personales o contraseñas no es una buena idea, y que te la pidan directa o indirectamente, es sospechoso. Las empresas no solicitan este tipo de información personal vía mail;  ningún banco te va a pedir identificación y contraseña, o corroborar los datos de tu tarjeta de crédito que ellos mismos dieron, ni por mail, ni por Whatsapp ni por mensaje de texto. 

De todas formas hay estafadores que usan logos de empresas reales para pedir datos personales, así que antes de creer y brindar datos, llamá a la empresa o banco y confirmá que fueron ellos quienes se comunicaron contigo. Para eso no llames al teléfono que aparezca en el mail (si es que lo tiene), sino al teléfono que ya utilizaste antes o el que se encuentre en la página web oficial.

  • ¿Transferencias de dinero? Alerta: Siempre hay que tener un especial cuidado cuando transferimos dinero a desconocidos, aunque sea por empresas confiables como Money Gram o Western Union. Y nunca hay que enviar dinero para pagar impuestos, tarifas o tasas por supuestos premios ganados en otro país. Western Union habla en su sitio web sobre este tipo de transferencias, nos dicen que son eficaces entre personas de confianza, y recomienda no hacerlas entre desconocidos o personas poco fiables. 

  • ¿Sospechás de algún Mail? Alerta: Si el mail tiene asuntos extraños, destinatarios desconocidos o que manejen nuestro idioma de forma poco clara, mejor descartarlo o confirmar por otras vías su procedencia y veracidad. Nunca lo abras ni descargues ningún archivo de esos mails. Hasta los correos electrónicos de tus contactos pueden ser dañinos, ya que los estafadores pueden obtener el nombre de ellos y utilizarlos para que caigas en sus estafas.

  • ¿Compras por internet?: Hacelo sólo en sitios confiables y conocidos, siempre escribiendo directamente la dirección del sitio en el navegador.



“Ya di mis datos personales. ¿Qué hago?”


Podés estar a tiempo siguiendo estos pasos:

1) STOP: Ante la sospecha de fraude hay que interrumpir todo tipo de comunicación inmediatamente.

2) Reportar: Si usaron logos o nombres y hasta links falsos de una empresa real, llamalos cuanto antes e informales de la irregularidad.

3) Denunciar: Hacé la denuncia en la unidad policial más cercana, o al Departamento contra Delitos Económicos y Financieros, en la División contra Delitos Informáticos (Eduardo Víctor Haedo Nº 725 c/ Juan E. O’ leary - Asunción,
Teléfono (021) 441-111, Fax: (021) 443-126, (021) 443-159).

4) Modificar: Los datos enviados a los estafadores deben ser cambiados cuanto antes: colocar una nueva contraseña en tu correo, o cancelar la cuenta en el banco y abrir otra.

¿Cómo actúa InfoCasas ante un posible caso de estafa?


En InfoCasas contamos con tecnología de avanzada para prevenir posibles fraudes. Nuestro software detecta contactos fraudulentos y los bloquea para garantizar a nuestros clientes que solo lleguen consultas legítimas.

Sin embargo, es importante siempre estar atentos a nuevas modalidades. Ante cualquier consulta sospechosa, ponganse en contacto con nosotros. Si desde InfoCasas detectamos un intento de delito, nos ponemos en contacto directo con cada uno de los afectados para asesorarlos en los pasos a seguir y evitar que se concrete el fraude; además de seguir trabajando para mejorar nuestro sistema de prevención.

Nos pueden escribir a info@infocasas.com.py y con gusto los asesoraremos en lo que necesiten.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?