Categoría: Tips, 08 Junio, 2017

Eficiencia en el hogar: cuidando los recursos en casa

Eficiencia en el hogar: cuidando los recursos en casa

Escuchamos muchas veces que todos debemos ser responsables del cuidado de nuestro planeta. ¿Pero sabías que realmente podrías marcar una diferencia y tener una mayor consciencia ecológica haciendo algunos cambios básicos en tu vida cotidina? Con estos sencillos tips que compartimos contigo vas a ahorrar recursos en tu hogar para alcanzar mayor eficiencia energética. Además de cuidar el medio ambiente, tu bolsillo te lo va a agradecer.
 

¿Cuál es el método más recomendado para calentar el hogar?


Para contar con una calefacción eficiente, lo más recomendado es el aire acondicionado, especialmente los de alta eficiencia, que pueden ahorrar un 40% más que los aires comunes. En cuanto a calderas o estufas a leña, lo más recomendable es usar estufas cerradas, ya aprovechan el 75% del calor que generan, mientras que la estufa abierta desperdicia un 70%.

Los paneles eléctricos y los calentadores a resistencia están en el peor lugar en esta tabla en cuanto a costo/rendimiento.
 

Un ejemplo de estufa cerrada, muy elegante y eficiente


Y para acondicionar tu casa en verano, aquí te dejamos varios consejos que te ayudarán a mantenerla fresca sin gastar de más.

 

El recurso más preciado: el agua


El agua es uno de los recursos que más se desperdicia, ya que en general no le prestamos demasiada atención. Y, lamentablemente, también es un recurso que se agota. Podemos ahorrar agua simplemente con estas acciones básicas:

- Si usás el lavarropas lleno ahorras agua y electricidad.

- La basura a la basura: no emplear el inodoro como papelera

- No dejes que el agua corra mientras te cepillás los dientes, cerrá el grifo cuando te afeitás (ahorra hasta 10 litros), y usá un tapón en el fregadero cuando lavás los platos en lugar de que corra el agua. Y si te animás, cerrá la ducha mientras te enjabonás.

- En caso de tener lavavajillas, usalo cuando hay suficiente vajilla para llenarlo, y evitá enjuagar los platos bajo el agua antes, ya que los lavaplatos están diseñados para deshacerse de la grasa.
 
- Lavá los vegetales en un tazón y no bajo el grifo abierta.

- Repará las goteras. Sin notarlo casi, un par de goteras en casa desperdician en promedio alrededor de 30 litros de agua al día, o mil litros al mes…


- Lavar el auto usando baldes y una esponja en vez de una manguera. También se puede comprar toallas especiales que no necesitan agua.

- Para regar el jardín, por la noche se gasta menos agua ya que se conserva mejor la humedad evitando la evaporación por el sol.
 

Cuidando la electricidad


Si cuidás el uso de la electricidad, cuidás el planeta al reclamarle menos recursos, y cuidás tu bolsillo gastando menos. Atención a estos sencillos tips:
 
- No dejes conectado el cargador del celular si no lo estás cargando, continúan consumiendo energía aunque el teléfono no esté conectado.

- Electrodomésticos encendidos solo cuando están en uso (de lo contrario encarece el consumo entre un 5% y un 16%). Recuerda desconectarlos cuando estás más de un día fuera de casa.

- Utilizá lámparas de bajo consumo


Esta es una forma de iluminación led, que también es mucho más barata y de mayor duración

- Aprovechá al máximo la luz natural.

- Tené en cuenta que cada grado del aire acondicionado implica un 7% del consumo energético del aparato. La temperatura ideal recomendada es alrededor de los 21º.

- Descongelar el freezer periódicamente (la escarcha crea un aislamiento que puede acarrear un 20% de consumo eléctrico suplementario solo con 4 milímetros de espesor).

- Instalar paneles solares contribuye al ahorro energético y es una energía limpia. En cuanto a los calentadores de agua que usan esta energía natural, también son útiles y eficientes, disminuyen el consumo energético entre un 50 y un 75%.



- El uso de alfombras y moquetas ayudan a aislar la casa, increíblemente este sencillo detalle puede ahorrar un 20% de energía ya que vas a necesitar menos para calentar tu hogar.

- Si usas radiador, el mejor lugar es debajo de las ventanas, el aire que se filtra ayuda a distribuir el calor. Recuerda no taparlo con las cortinas.
 

Trucos para ahorrar gas en la cocina


- Elegir ollas o sartenes de igual o mayor tamaño que los fuegos de la zona de cocción para evitar que se desperdicie calor (el tamaño ideal es el doble del tamaño de la hornalla), y colócalos bien centrados. Es posible reducir hasta un 20% el gasto de energía.

- Los utensilios de presión cocinan los alimentos más rápido y ahorran hasta un 50% de gas.

- En el momento de cocinar, cuanto más trozados estén los alimentos, mejor. Los fragmentos más pequeños se cocinan más rápido que los grandes, por lo que llevan menos gas para su cocción.

Ahorrar energía en la cocina

- Cuando lo que cocinamos alcanza el punto de ebullición, baja el fuego al mínimo.

 - Para recalentar, es preferible usar el microondas que el horno.

- Evitar abrir la puerta del horno mientras está cocinando. Se pierden 25º cada vez que se abre y gasta más energía para mantener el calor que se escapa. 

- El vidrio apto para horno retiene mejor el calor y disminuye el tiempo de cocción que otros materiales.

- Tapá ollas y sartenes al cocinar. Se reducen los tiempos de cocción y se ahorra gas.




 
¿Ves? Ahorrar recursos en casa es muy simple. Aplicá estos consejos en tu vida cotidiana; te lo agradecerán desde el planeta hasta tu billetera.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?